PUBLICIDAD

30 enero 2017

Sobre el amor y la soledad, Jiddu Krishnamurti



Argumento:

Sobre el amor y la soledad es uno de los libros más fascinantes de su autor. Se trata de una apremiante investigación acerca de nuestras relaciones íntimas, tanto con nosotros mismos como con los demás y con la sociedad. Krishnamurti sugiere que una "relación verdadera" sólo puede nacer cuando hay conocimiento propio, conocimiento de las condiciones que dividen y aislan a los individuos y los grupos. Sólo renunciando al "yo" podemos descifrar el enigma de la soledad y alcanzar el amor.


Opinión:

Difícilmente pienso en un capítulo del libro en el que no estuviera impresionado por lo que leía. Porque aquí hay cosas en verdad deslumbrantes sobre nuestras relaciones sociales, amorosas y vida cotidiana que las vemos con tanta naturalidad que ya han pasado a ser comunes y, sin embargo, son la base de nuestros dolores, pretensiones y placeres. Para terminar, Krishnamurti me parece brutal.


Esta brutalidad la podría explicar con varias citas en las que explica que lo que conocemos como amor no es amor, sino posesión, competencia, envidia, que la soledad no es más que eso de lo que intentamos huir haciendo cada vez más cosas. Creo que esto estaría mejor representado con sus propias ideas y palabras. Las pondré al final. Pero sin duda puedo decir que si no hace que te sientas menos solo, sí logra que detectes qué significa eso porque, al final, la soledad es brillante y hermosa.













Pese a ser escritas hace más de 50 años, creo que las enseñanzas de Krishnamurti son completamente necesarias a este momento, lo cual no sé si esté para escandalizar o directamente para actuar. Me encanta la revolución mental que propone y, a partir de ahí, todos los problemas sociales y políticos irían desapareciendo poco a poco.

Porque esa cosa trillada de que hay cambiar nosotros mismos puede ser genial, pero si no se dice qué ni cómo, pues ni tanto. Aquí, en "El amor y la soledad", de Jiddu Krishnamurti hay una señal. Como anotación, lo que dice no es complejo ni oscuro como podría serlo E.M. Cioran, pero quizá se pueda ver así si no se cede a abrir la mente y cambiar aspectos y actitudes desde las profundidades de nuestra personalidad.

Sobre el amor

"Conocemos el amor como sensación, ¿no es así? Cuando decimos que amamos, conocemos los celos, el miedo, la ansiedad. Cuando ustedes dicen que aman a alguien todo lo que eso implica es: envidia, deseo de poseer, de adueñarse, de dominar, miedo a la pérdida. No sabemos amar sin miedo, sin envidia, sin posesión". 

"Esa es nuestra vida: queremos ser alguien famoso, realizarnos en lo personal, adquirir conocimientos, llegar a ser un escritor, un artista o algo más importante. Todo eso anhelamos. ¿Pueden un hombre o una mujer así saber lo que es el amor? O sea, ¿puede haber amor en un hombre que trabaja para sí mismo, no sólo en un sentido limitado, sino identificándose con el estado, con Dios, con la actividad social, con el país, con una serie de creencias?"

"Cuando poseo a una persona, no quiero que esa persona mire a nadie más. Cuando considero a esa persona como mía ¿hay amor? Obviamente, no. Tan pronto mi mente crea un cerco alrededor de esa persona considerándola "mía", no hay amor"

"Amar a alguien es estar en comunión con esa persona, no en un nivel particular sino completamente, integralmente, pródigamente; pero nosotros no conocemos un amor así. Conocemos el amor sólo como sensación: mis hijos, mi esposa, mi propiedad, mi conocimiento, mi logro; y esto es, nuevamente, un proceso aislador"

"Cuando hay tantas cosas que llaman, que exigen nuestra atención, concedemos atención completa al pensamiento sobre el sexo. ¿Por qué se ocupa tanto de eso la mente? Porque ésa es una vía de escape máximo. Es un modo de olvidarnos completamente de nosotros mismos."



Sobre la soledad

"Lo importante no es vencer la soledad, sino comprenderla, y no podemos comprenderla si no la afrontamos, si no la miramos directamente, si siempre estamos huyendo de ella. Y toda nuestra vida es un proceso de huir de la soledad, ¿no es así? En la relación usamos a los demás para encubrir la soledad; nuestra persecución del conocimiento, nuestro acumular experiencias, todo lo que hacemos es una distracción, un escape de esa vacuidad". 

"Hay una diferencia entre ese estado de soledad (loneliness), que implica sentirse solo, solitario (lonely), y el otro estado que implica estar solo, libre, no depender de nadie (alone). Cuanto más consciente es uno del sí mismo, tanto más aislado está, y la conciencia del "yo" es el proceso de aislamiento. Pero la otra soledad (aloneness) no es aislamiento, y sólo existe cuando ha dejado de existir la soledad del aislamiento". 

"La mayoría de nosotros busca la dependencia. Queremos compañeros, queremos amigos; no queremos vivir en un estado de separación, en un estado que genera conflicto. Aquello que es solo y libre, jamás puede hallarse en un estado de conflicto".


Image HTML map generator

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Oorales es el blog que piensa y critica el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN

@RevistaOorales

Revista Oorales

Oorales TV


© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez