24 agosto, 2015

Willard y sus trofeos de bolos, Richard Brautigan




Argumento:



Para esta novela, Brautigan se ha sacado de la chistera el siguiente reparto: Una pareja, Bob y Constance, que a raí­z de la aparición de verrugas en sus partes genitales, lo que les imposibilita una relación sexual «normal», se aplica, de forma laboriosa y mas bien torpe, a practicas sadomasoquistas... alternadas erraticamente con la lectura de la Antología griega.

Otra pareja, vecina de la anterior, John y Patricia, devotos de Greta Garbo, de los bocadillos de pavo y del show televisivo de Johnny Carson, excelente somnífero y los hermanos Logan que un día lejano, orgullo de su familia y de su pueblo natal, que han jurado venganza eterna contra los ladrones de sus preciados trofeos de bolos. 


La acción, aparte de las galopadas continentales de los hermanos Dalton, se desarrolla en San Francisco, donde se despeja el destino fatal que ha unido a las dos parejas, Willard y los Dalton

Opinión:




Esta novela se lee con una facilidad y fascinación por lo relatado, en donde llegaba a pensar: "Es genial que exista este tipo de historia". 

Es asombroso la parodia y el absurdo que se utiliza en los diálogos de los personajes, aunado a la inventiva y originalidad de los personajes y situaciones que, sin embargo, se esconden en la más común cotidianidad. ¿Huelga decir que es el tipo de novela con historias independientes?





Este estilo de Richard Brautigan lo vi más acentuado en El monstruo de Hawkline, después de haber leído La pesca de la trucha en Norteamérica, donde sólo llamó mi atención por lo inconexo de la trama y la estructura de la novela. Con Willard y sus trofeos de bolos mi gusto y admiración ha subido muchísimo.

Me agrada pensar en las novelas y estilo de Richard Brautigan. En su magia: ese humor absurdo que destapa -sutilmente- actos de la cotidianidad, como discutir, por ejemplo, que vistos desde ahí no tienen sentido; ese juego irreverente e infantil por la situación narrada (risa y ternura y alegría incluida); por su compromiso de llevar la literatura hasta donde sea posible.

Todo lo anterior desde la imaginación(poderoso efecto de escribir al yo ver en mi mente los apartamentos de los personajes, a los hermanos Logan y a Willard a lado de los trofeos de bolos) y no desde la forma o estructura -aunque si hablamos de ello también hay innovación: la novela convertida en relatos. Richard Brautigan es una cachetada para los amantes que prefieren lo denso.




Image HTML map generator

No hay comentarios:

Publicar un comentario


“A veces, Dios permite las tragedias. Él permite que la tierra se seque y que

los tallos crezcan desnudos. Le permite a Satanás que desate el caos.

Pero no permite que triunfe.”


MAX LUCADO


Suscríbete y recibe gratis EL CULTO MARGINAL en tu correo

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez