Big Brother con Zombies

Así es la miniserie ignorada del creador de Black Mirror.

Cuando descubrí una parte del mundo gracias a Rius

Rius es el perfecto amigo que puedes encontrar a través del papel, un amigo que concientiza, enseña y hace reír





Más allá de que esté impactado de que Rius ya no siga en este mundo, porque siempre creí que viviría muchos años, al seguir una dieta vegetariana que ejemplificaba con personajes longevos en muchos de sus libros sobre el vegetarianismo -aunque obviamente cada cuerpo es distinto-, pienso en lo que represento en mi vida. Específicamente en la adolescencia, cuando comenzaba a tomar consciencia, sin saber con exactitud lo que significaba esa palabra y el mundo que ignoraba y tenía a mi alrededor.

Rius es muchas cosas y se podrán hacer descripciones que coincidan hacia al mismo punto. Pero si tuviera que describirlo, sería como el erudito que se quita el traje para enseñarte cosas y ser una compañía. No sólo es el tipo que si nunca has leído un libro, te acerca a ellos de la forma más sensible, sencilla y amena, al quitar todos los conceptos sobre lo que creas o te ha dicho la gente que es un libro, para así conocer diversos campos del saber.

No sólo es eso, sus obras poseen una temible bibliografía que también está para otro tipo de lector. Me atrevo a decir que El Rey de los Moneros juntó a personas sencillas con las más intelectuales y pretenciosas que, por lo menos, estuvieron ahí para checar de qué hablaba.


Rius me acompañó en uno de los viajes mas solitarios, desorientados y enriquecedores que he tenido, cuando dejé la preparatoria y confié en el aprendizaje autodidacta (sin por ello ignorar el papelito obligatorio que tanto se solicita para tener un sustento económico). Con él, supe que podía ver la vida distinta desde el paladar, con una sabrosa, variada y ecónomica dieta vegetariana. Descubrí que la cultura popular, de consumo y para las masas está perfectamente diseñada para no ser vista y entrar en un círculo vicioso desde las marcas, la televisión, las revistas, los supermercados, los centros comerciales. Vaya, el día a día de la mayoría de nosotros.

En sus libros, lo mismo trata temas escabrosos de la historia política mexicana, como tópicos de economía, religión, ciencia, filosofía, sexo, sin nunca dejar de ser interesante y mantener la atención del lector. Claro que usa dibujos y mucho humor. ¿Quién dijo que no son elementos válidos para informar, entretener y aprender?

No por nada hay alguien llamado Matt Groening que tanto se alaba -con justicia y ciertas similitudes en sus series famosas a lo hecho por el monero en las historietas "Los Supermachos" y "Los Agachados". No sería necesario que apareciera el malinchismo, tan criticado por el mismo Rius al ser, quizá de los pocos autores mexicanos que defienden el papel de los indígenas como parte de nuestra cultura en algo tan visible e ignorado. Además, criticó la constante aparición de gente blanca en casi todos los promocionales, anuncios u obras del cine y la televisión mexicana de consumo. 

Aún recuerdo cuando varios me decían que leyera otras cosas y no sólo a Rius. Yo ni me imaginaba si tenía algo de malo leerlo sólo a él. De pronto, dejé de leerlo. Consumí más novelas, libros de cuentos y cómics. Encontré otras ideas y pensamientos que adopté y consideré, sin que eso me hiciera más culto, inteligente, o lo que quiera que signifiquen estos conceptos tan apreciados entre la sociedad. Pasó el tiempo, muchas de las cosas que aprendí en sus libros mantienen una huella en mi forma de ver la vida, aunque tampoco hay que ser un Dios para darse cuenta que su discurso pues no es lo más disparatado ni ridículo.

Rius es el perfecto amigo que se puede encontrar a través del papel, quien te da herramientas para abordar el mundo de un modo más humano, crítico y sobretodo, consciente de que existen más cosas que vernos a nosotros mismos. Quizá no podremos hacer mucho, pero habremos despertado, que ya es algo. 

FOTO: Cortesía de eluniversal.mx


Image HTML map generator



Author ImagePOR MIGUEL JIMÉNEZ ÁLVAREZ
Editor General 

Estudia Periodismo. Escribe para recordar que olvida. Fan de los relatos sorprendentes, las películas raras y la caja idiota que incluye futbol.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

"Los libros están para recordarnos lo tontos y estúpidos que somos.".


RAY BRADBURY
SOBRE OORALES

Revista digital que contextualiza la cultura pop y apuesta por ella como una fuente de autoconocimiento.



contacto: revistaoorales@gmail.com
PREMIOS