11 mayo, 2016

El rey criollo, Parménides García Saldaña


Argumento:

El rey criollo es el primer libro que escribió Parménides y consta de once relatos muy bien armados, en orden ascendiente en cuanto a la edad de los protagonistas y en cuanto a la intensidad y complejidad de los textos. 

 Las historias se narran con limpieza, sin excesos, en orden lineal salvo algunos flashbacks, y no pretenden impactar, deslumbrar o iluminar. Sus finales, más bien ambigüos, muestran que, más que la historia en sí o el trazo psicológico de personajes, a Parménides le interesaba crear atmósferas y, a través de la sucesión de textos, sugerir un tema central: la fijación de imágenes de distintos y desoladores abismos de la búsqueda, frustrada y frustrante, del amor como meta inmediata en la vida juvenil.

José Agustín

Opinión:

Antes de comentar el libro, debo señalar que lo chequé hace como 4-5 años. Sólo leí algunos cuentos. En ese momento tenía 16 años -más o menos la edad de los protagonistas de éstos relatos- y me agradó el tono, además de sorprenderme por su escritura. Nunca había visto el lenguaje coloquial hecho un relato que parece más bien un retrato de una historia real. 

Sin embargo, tenía dudas de esa narrativa: en parte me gustaba, en parte la veía repetitiva por la forma de abordar las problemáticas juveniles: con los tópicos de amor, sexo y drogas. No sentía una perspectiva propia de la que podría ver en otras narrativas (no sólo literarias, sino en cine o televisión).

Ahora, con más lecturas, regreso a Parménides y admiro que esa forma sencilla e irreverente de narrar sea única. Es cierto que al leer sus relatos y los de José Agustín se pueda sentir como si se estuviera en el mismo lado o incluso con personajes y situaciones muy parecidas -los dos integrantes de la "Literatura de la onda"-.

Parménides García Saldaña se caracterizó
por el dramatismo creado a partir 
de una situación sencilla e insignificante

Parménides García Saldaña. Vía resonanciamagazine.com






Pero creo que si algo caracterizó a Parménides García Saldaña es el dramatismo creado a partir de una situación sencilla e insignificante; el dibujo de un personaje desde su forma de hablar y lo que dice con ella; el romanticismo de los protagonistas antepuesto al erotismo que promueven los demás personajes. Todo esto lo vi en los cuentos "Goodbye, Belinda", "No te adornes, no te adornes" y "El encuentro" -los resalto porque fueron los que me gustaron-. Eso es lo que alcanzo a notar. 

Si por algo puede demeritarse la "Literatura de la onda", es precisamente porque habla de situaciones juveniles, que para cierto lector carecerían de trascendencia o profundidad. Sin embargo, en este libro de "El rey criollo" se muestran relatos con una temática "madura" o más "seria", con personajes adultos que no tienen nada que pedirle a cualquier otro cuento de este tipo. Prueba de ello es "Un día triste, triste" y "Una actitud sincera". 

Considero útil mencionar la opinión hecha cuando se habla de Parménides García Saldaña. Sus amigos (Gerardo de la Torre y José Agustín) dicen que estaba loco, que era romántico y que vivía intensamente con las drogas (se metía LSD, creo). Y pienso que eso se siente en su literatura. En sus historias, se navega por cada una de estas descripciones, lo cual le da veracidad a sus amigos. O igual y sea por la idea inconsciente de saber cómo dicen que era. Ahora habrá que leer esa novela llamada "Pasto verde", donde ficcionaliza a sus amigos.


Image HTML map generator

No hay comentarios:

Publicar un comentario


“A veces, Dios permite las tragedias. Él permite que la tierra se seque y que

los tallos crezcan desnudos. Le permite a Satanás que desate el caos.

Pero no permite que triunfe.”


MAX LUCADO


Suscríbete y recibe gratis EL CULTO MARGINAL en tu correo

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez