20 marzo, 2014

El llano en llamas, Juan Rulfo



Argumento:

Esta colección contiene 17 cuentos publicados por Juan Rulfo a partir de 1945, cuando aparece "Nos han dado la tierra" en las revistas América y Pan. Rulfo comenta los relatos que sigue escribiendo en cartas a su novia Clara Aparicio. En 1951 se publica el séptimo en América, "Diles que no me maten" (Elías Canetti lo consideraba uno de los mejores de la literatura universal y Günter Grass es otro admirador del mismo). Gracias a la primera beca que recibe del Centro Mexicano de Escritores puede terminar los ocho que aparecerán con los previos en 1953, en el libro titulado —por otro cuento— El llano en llamas, dedicado a Clara. Dos relatos más, aparecidos en revistas en 1955, serán incluidos en 1970. Sus cuentos fueron considerados por Rulfo como su aproximación a Pedro Páramo, en particular "Luvina". Enrique Vila Matas dice de éste que es "el mejor relato que he leído en mi vida".

Opinión:


Probablemente haya leído algo —de manera literaria— sobre la gente marginal del campo, tanto campesinos como habitantes: de las preocupaciones y lo que los motiva, etc. Pero creo que nunca de la forma como lo hizo Juan Rulfo.

Si bien en este tipo de narraciones se comparte en sus personajes ese tono caído, cansado, de decepción que podría ejemplificar a este sector de la población, Rulfo tiene algo especial en su narrativa que le da el carácter de diferente y única. Sumándole también la capacidad para crear ambientes y producir sensaciones leyendo. Él, en su escritura, no solo hacía mano del sentido de la vista, del crear imágenes —algo base en la literatura— sino que también utilizó otros sentidos, como lo que sientes al tocar algo, lo que escuchas, etc.(Esto no lo hace cualquier escritor, quizá por lo mismo de que no es tan sencillo de describir).

De los textos, los que más me gustaron fueron "Nos han dado la tierra", "En la madrugada", "Macario", "La noche que lo dejaron solo", "Paso del Norte" y "Anacleto Morones".

No hay comentarios:

Publicar un comentario


“A veces, Dios permite las tragedias. Él permite que la tierra se seque y que

los tallos crezcan desnudos. Le permite a Satanás que desate el caos.

Pero no permite que triunfe.”


MAX LUCADO


Suscríbete y recibe gratis EL CULTO MARGINAL en tu correo

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez