PUBLICIDAD

15 enero, 2014

Si una noche de invierno un viajero, Italo Calvino


Argumento:

El hallazgo de un raro libro puede ser, como en esta novela, el punto de partida de una aventura insospechada: porque todo libro es un objeto mágico, el turbio espejo de un orden—¿o de un caos?— cuya búsqueda puede entrelazarse subrepticiamente con nuestro propio destino. Así, a través de una risueña e inquietante secuela de interrupciones, despistes, indagaciones e hipótesis, el autor nos induce amablemente a tomar parte en la trama. A tomar parte de verdad, no sólo como lectores, sino como auténticos personajes.

Con ajustado equilibrio, Italo Calvino exhibe una vez más su talento de narrador sagaz y fantasioso, su precisa sensibilidad, su paródico humor ante las paradojas de la existencia.
 

Opinión:

La novela como tal no me gustó: es confusa, aburrida y trata de hacer todo lo posible para complicarte cada vez más. Pero el libro, su experimentación formal, la manera en que se decide abordar cada capítulo es fantástico. Me imagino a Italo Calvino divirtiéndose a cada nuevo capítulo que escribía, aunque no supiera lo que estaba diciendo debía estar fascinado. 

Italo Calvino

Como menciono, cada fragmento que vas leyendo el autor (¿los autores?) se reinventan, adoptan una nueva manera de narrar(sin duda Calvino tomó prestadas algunos de los 99 ejercicios de estilo de su amigo Raymond Queneau). Y lo mejor a mi parecer: el tener una historia paralela para contar mientras estás diciendo muchas otras cosas más. Eso es algo que me gusta mucho y me parece interesante. 

Y sí, es algo curioso: nunca había calificado ni me había gustado un libro por su intención, por todo lo que se hace antes, por su planteamiento y no por la historia en sí(que en realidad no hay mucha historia que digamos. Pero bueno, tenía que pasar. Aunque en general lo que se cuenta es en verdad terrible y poco atractivo la estructura del libro es increíble. No se parece en nada a cualquier otra cosa que haya leído. Un libro totalmente diferente.

Artículos recomendados:

-Las cosmicómicas, Italo Calvino

No hay comentarios:

Publicar un comentario



“A veces, Dios permite las tragedias. Él permite que la tierra se seque y que

los tallos crezcan desnudos. Le permite a Satanás que desate el caos.

Pero no permite que triunfe.”


Max Lucado




SUSCRÍBETE Y RECIBE GRATIS EL SUPLEMENTO EN TU CORREO

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez