PUBLICIDAD

LO ÚLTIMO

23 de junio de 2013

Las ventajas de ser un marginado, Stephen Chbosky

Argumento:

Vivir al margen ofrece una perspectiva única. Pero siempre llega el momento de entrar en escena y ver el mundo desde dentro.

Charlie tiene 15 años y se ha quedado solo tras el suicidio de su mejor amigo. Vive con sus padres, su popular y guapa hermana y un hermano mayor que es una estrella del fútbol americano y que está a punto de comenzar la universidad. Su profesor de lengua está convencido de que Charlie posee una gran capacidad intelectual. Tras conocer a Sam y Patrick empieza a comprender lo que es ser un adolescente, y comienza un viaje hacia la madurez que le llevará a recorrer caminos nuevos e inesperados. Con ellos descubre nueva música, empieza a beber, fumar y coquetear con drogas, cambia de amigos… ¡Hasta que se convierte en un joven de verdad!



Opinión:

Este libro pertenece a la categoría de los "populares", de los que está asegurado el éxito en ventas —basta ver la editorial que lo publica: Alfaguara—. Un best-seller, pues. Primero aclarar una cosa: para mi la tarea del escritor —en cualquier obra literaria que haga— es crear un Nuevo Mundo, una realidad a partir de su visión del mundo. No recrearla, en ese caso mejor leo el periódico o biografías. Este libro tiene algo de eso, sobretodo el mostrar el típico mundo adolescente: el de drogas, sexo y rock and roll. Esto es algo que ya se sabe y se ha visto en cualquier medio de comunicación —que los adolescentes "gozan del disfrute de la vida" cuando ni siquiera están "bien" como para disfrutarlo—. En ese caso no me está diciendo nada nuevo. No sé si lo utilizó como "gancho" para atraer a los editores y al público.

Stephen Chbosky

Aunque por lo menos ese mundo del que hablo —y que está choteadísimo— no es visto desde un personaje que está dentro de el(ya sería mucho si fuera así). El que nos guía es un adolescente "marginal" que ha dormido durante 15 años de su vida. Digo esto porque por más que seas inadaptado y no entres del todo en el sistema te das cuenta de las cosas —e incluso yo creo que más que cualquier persona—. Sabes que existe el alcohol, sustancias que te dañan y que a través del sexo se reproduce la gente. "Charlie"(como se llama el protagonista) no sabe lo anterior. Siento que esto le resta mucha verosimilitud a la historia. No porque inventes una historia te dejarás llevar por la fantasía y dejarás fuera el elemento real, que hace que lo contado sea —por lo menos— algo creíble. Charlie es bastante inocente, sensible(no sé cuántas veces lloró a lo largo de la novela) y es bueno con todos.

Las supuestas "ventajas de ser marginado" son entrar en el sistema y tener amigos. Lo destacable(sí lo hay) es que hay partes "entrañables", situaciones que te llegan y te pueden conmover —por eso busqué leer este libro, por ese tipo de situaciones—. Si bien el mensaje que se quiere dar es que todo es una mierda y es absurdo creer que el mundo es lindo y que todos tratemos de ser buenos con todos siento que hace mucho énfasis en esto, se quiere resaltar tanto ese mensaje que termina por ser repetitivo y cansado. Creo que esta novela me llega muy tarde pues quizá unos años atrás me habría gustado.

4 comentarios:

  1. A ver, ¿cómo está esto? Primero dices que el trabajo de un escritor es crear un mundo, no recrear en el que vivimos. Eso ya me parece incorrecto, o al menos estrecho, pero ok. Pero luego te enojas porque el personaje no actua de un modo que tú juzgues realista. ¿Entonces qué deseas al fin? ¿Creación o representación? ¿No has considerado que la novela explora lo que pasa cuando una persona de cierto modo extraordinaria navega por el mundo ordinario de los 90's?

    Por otro lado, dices que las ventajas de ser marginado son entrar en el sistema y tener amigos. Eso no tiene sentido; si entras en el sistema ya no eres marginado. La ventaja con que cuenta Charlie es precisamente que, a pesar de hacerse de amigos y conocidos, nunca entra en el sistema del todo. Siempre sigue siendo una persona extraña, y esa rareza le permite ver al sistema como un observador externo. Charlie está adentro del círculo social, pero afuera del sistema. Tiene amigos, pero nunca los entiende del todo ni logra actuar como ellos actuan. Esa es su ventaja. Puede salir de su soledad y tener una vida semi-normal a pesar de nunca perder su esencia de marginado, que lo hace más honesto y más puro.

    No puedo obligarte a que te guste el libro, claro; en gustos se rompen géneros; pero tampoco me hubiera gustado leer tu reseña y quedarme callado ante lo que considero interpretaciones incorrectas.

    Saludos, sigue escribiendo.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que la función de un escritor de novelas y cuentos —a través de sus experiencias y manera personal de ver la vida— es crear un nuevo mundo, no representar lo que te pasó ayer. Eso se llama crónica, y como tal lo hace un cronista. Eso lo dejé bien en claro, no todo el trabajo de la escritura se lo debes dejar a tu imaginación, se tiene que hacer para construir el texto, pero después se debe tomar un tiempo y analizarlo de manera objetiva para ver si lo que estoy diciendo no solo son pura idioteces sin sentido. Escribir no es cualquier cosa, y tú lo sabrás bien, pues veo que también lo haces.

    Precisamente tú lo has dicho: "...si entras en el sistema ya no eres marginado". Entonces ahí hay una incongruencia desde el título del libro, el protagonista no es un marginado, porque como dices —y estoy de acuerdo— no entra del todo al sistema, pero entra, entonces ya no está al margen. "Charlie" es más bien un inadaptado (logra entrar al grupo y tener amigos pero por su personalidad no consigue conectar del todo con ellos) pero no un tipo solitario(o marginado) como nos lo presentan. El inadaptado entra pero no se adapta, el marginal ni siquiera entra.

    Claro, y qué bueno que manifestaste tu opinión sobre lo que no estabas de acuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Quizá tenga algo que ver entonces con la traducción del título. Por eso me agradó cuando la película la tradujeron como "invisible" en vez de "marginado", lo cual me parece mucho más acertado puesto que es más poético y no te hace pensar precisamente en un tipo solitario o antisocial. El término original, 'wallflower', no tiene la connotación de marginado, sino más bien de una persona capaz de ver las incongruencias de la sociedad -cosa que creo bien retratada en la novela.

    Con respecto al otro tema, pues ya son diferencias de enfoque. Yo creo que el hiperrealismo novelizado no es para ser despreciado, puesto que es el género de Kerouac, Greene o hasta Balzac. Pero quizá estoy tomando muy a pecho tu aseveración.

    Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. Puede que sí sea eso, aunque creo que acá en México sí está como "invisible" pero yo leí la versión española que está como "marginado". Y sí quisiera ver la película para ver qué tal está.

    Te digo, esa es mi manera de ver la literatura, y como opinión creo es muy respetable. Igual esto de las letras y la escritura es algo muy subjetivo, cada quien lo ve según lo que ha vivido o en su caso lo que ha leído y las lecturas que le han "marcado". No he leído a los que mencionas, Kerouac no es de la generación beat?

    ResponderEliminar

DANIEL CLOWES

El dibujante de la soledad

NO FICCIÓN

Eduardo Galeano, E.M.Cioran y Gabriel Zaid

WOODY ALLEN

El comediante que no es

REVIVIR A JOHAN CRUYFF

Así pensaba el futbol

LARRY DAVID

Un humorista contra la masa

Oorales es el blog que piensa y critica el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

MAGAZINE

¡SUSCRÍBETE!


© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez