PUBLICIDAD

12 mayo, 2013

En agosto esposa mia, no te conozco, Achille Campanille




















Argumento:

Novela humorística sobre unos vacacionistas que van a la playa, uno de ellos para casarse, mientras tanto la familia de la novia va llegando en un barco donde el capitan de este en vez de otorgar a sus pasajeros cinturones de salvamento les da cinturones de castidad, cuyas llaves se pierden provocando situaciones y conflictos para encontrar estas.

 Opinión:

Hay cosas para resaltar de esta novela. Una de ellas la capacidad del autor para hacer los denminados "chistes fáciles" —que de fáciles no tienen nada— cuyo único propósito es hacer reír. Estos son los que se usan en las sitcoms. Tiene chistes en verdad ingeniosos que no son los tan usados del "chiste fácil". Al iniciar la novela hay uno muy gracioso. Otra cosa es la maestría que tuvo para crear personajes con gracia a la vista, que con solo leerlo te ríes de él. Funciona a manera de "gag recurrente". Aunque creo que lo explotó mucho, no supo encontrar un equilibrio, llegaba a ser repetitivo y por tanto ya no era chistoso.

Lo que podría considerarse como malo es que se le fue la onda varias veces al escritor, empezando a hablar cosas de su vida tratando de relacionarlo con la obra. No termina por ser del todo cautivador las situaciones que ocurrían y el final que sucede como veinte páginas antes que se acabe la novela medio inverosímil-complaciente.

Quizás volvería a leer algo de él, pero solo por lo de dotar a los personajes con ciertas gracias peculiares y lo de los chistes creativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



“A veces, Dios permite las tragedias. Él permite que la tierra se seque y que

los tallos crezcan desnudos. Le permite a Satanás que desate el caos.

Pero no permite que triunfe.”


Max Lucado




SUSCRÍBETE Y RECIBE GRATIS EL SUPLEMENTO EN TU CORREO

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez