PUBLICIDAD

13 marzo, 2013

¡Ánimo, Wilt!, Tom Sharpe

Argumento: 

En los lavabos del Politécnico donde Wilt es profesor aparece muerta por sobredosis la hija de un distinguido lord británico. Una inmejorable oportunidad para que el amargado inspector Flint reavive sus ansias de venganza, tras su fracaso en el caso de la muñeca hinchable. Entretanto, Wilt atraviesa una difícil situación financiera: sus repulsivas cuatrillizas acuden a una costosa escuela especial para niños superdotados, por lo cual se ve obligado a hacer horas extras. Entre sus nuevos alumnos figuran un delincuente preso en una cárcel cercana y que aparentemente es uno de los jefes de la red de traficantes, así como los oficiales norteamericanos de una base de misiles. Por otra parte, su esposa intenta renovar las menguadas energías eróticas de su esposo y le suministra subrepticiamente un horrible afrodisíaco. La acción se desencadena: el asesino McCullum aparece muerto en su celda, la base aérea es puesta en estado de alerta máxima por infiltración de un espía soviético y el ardor sexual de Wilt se descontrola totalmente.


 Opinión:

Un libro que me costó mucho leer. No es el lenguaje, o la forma de narrar lo complicado, más bien fue la historia. Siento que alargó demasiado tanto la situación de que Wilt había tenido que ver en algo en la muerte de la joven en el baño de la escuela como de que Wilt también estaba enrolado con la muerte del asesino McCullum. Siento que quería contar muchas cosas, metiendo muchos personajes y a su vez haciendo aburrido el libro.

Reconozco que me reí como tres o cuatro ocasiones con este libro, lo cual dice muy poco para un humorista. No digo que el escritor de humor te tenga a cada rato carcajeandote, pero esto de la risa tres o cuatro veces es lo que pasa con un escritor normal que no es humorista. No termino por entender del todo el humor de Tom Sharpe. Sí, su literatura es cruel, ácida, y la verdad no es para todo público, porque puede llegar a ofender en algunas cosas, por lo mismo de la forma de pensar del autor que es muy, por no decir que demasiado abierta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario



“A veces, Dios permite las tragedias. Él permite que la tierra se seque y que

los tallos crezcan desnudos. Le permite a Satanás que desate el caos.

Pero no permite que triunfe.”


Max Lucado




SUSCRÍBETE Y RECIBE GRATIS EL SUPLEMENTO EN TU CORREO

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez