PUBLICIDAD

23 febrero, 2013

El desayuno de los campeones, Kurt Vonnegut


Argumento:

A sus cincuenta años Philboyd Studge, autor de novelas altamente corrosivas y molestas para los amantes de la corrección política, ha decidido que va a encarar su obra magna. En ella reunirá todos los personajes de sus obras anteriores y concentrará todas aquellas ideas que le quedaron en el tintero. Para tal empresa echará mano de su personaje favorito, el también cincuentón Kilgore Trout, escritor de novelas de ciencia ficción y lo acompañará de Dwayne Hoover, exitoso vendedor de coches, quien cree haber descubierto en las páginas de Trout una importante revelación personal.

Opinión:

Solo había leído un cuento de Kurt Vonnegut "Harrison Bergeron", no estaba mal. Pues bien, con este libro leído lo he conocido un poco más. Superó mis expectativas por mucho, el argumento del libro era como "el menos peor" de los que podía escoger, pero vaya sorpresa que me he llevado. 


Para empezar, creo que su estilo es el punto más fuerte de su escritura -o fue, mejor dicho-. La manera en que hace crítica social es de las más ingeniosas que he leído, con ironía muy creativa, ahí con frases no tan directas pero comprensibles para cualquiera que las lea. Después, de lo que habla ¡caray! Situándote en un "mundo fantástico" pero que te hace sentir de lo más cotidiano en donde desvela a ese ser que está más pudrido que nada, hipócrita, estúpido, egoísta, que le ha hecho bastante daño a la sociedad: el ser humano. Pero no solo se centra en el hombre, sino la vida general: así como le tira a la ciencia le da con todo al capitalismo, al racismo, a la comida, en fin.
 
 

La estructura de la novela me gustó; el ir contando cosas independientes de cada personaje, algunos capítulos a manera de cuentos —que obviamente mantienen una secuencia— para al fin llegar a ese hilo conductor. Un estilo particular el de este escritor, qué manera de hacer una "obra seria" —porque no es netamente humorística— plagada de crítica social, reflexión y humor para reírse de vez en cuando.

Sus dibujos, cosa aparte —dibujaba muy bien por cierto—. Resultan únicos, como complemento resulta magnífico, y a veces con lo que te explica añadido el dibujito dan risa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

SUSCRÍBETE Y RECIBE GRATIS EL SUPLEMENTO EN TU CORREO

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez