Big Brother con Zombies

Así es la miniserie ignorada del creador de Black Mirror.

'Estudio Q', o engancharse con la (tele)novela de Vicente Leñero




Un actor galán al que vemos actuar en una telenovela. De eso y más va Estudio Q, la novela literaria de Vicente Leñero. Pese a la terrible reputación que tenga el género televisivo en el imaginario colectivo, aun cuando muchas obras han cambiado la fórmula de Chica Pobre se enamora de Joven Millonario, no resulta indiferente leer un argumento así en una historia escrita. Más aún si se conoce el estilo de Leñero: experimentar con la forma de lo contado y por consecuencia, con la mente del lector. Así, llegará al momento donde se preguntará qué diablos es lo que leo.

Y el Oscar es para... ver estas películas




Lo sabemos, 'The shape of water' está bajo el reflector de todos. Con polémicas sobre si es un plagio de obras anteriores, llega a la edición 90 de los Premios Oscar con 13 nominaciones de las 24 categorías (a una de las 14 de La La Land el año pasado). La verdad, vale la pena conocer esta historia sobre cómo dos extraños inadaptados se conectan en algo aparentemente tan insustancial (como el agua). Igual de interesante sería ver otras películas nominadas que, de no ser por los sitios especializados, no escucharías de ellas, aunque compitan por varios premios. Aquí tres que debes ver: 'Three Billboards', ''Lady Bird'  y 'The Square'.

'Pinche Indio': periodismo sobre el racismo que normalizamos



En una metrópolis casi nadie se esconde. Levantas la cara y caminas por sus calles. La revista Chilango dice "Pinche Inidio" en su portada y deberías leer sus páginas. Pero caminas con la frente en alto, tras llamarlos "indios", "nacos" y determinar la belleza según su color de piel. Sin asomo de vergüenza, sin esconderse en algún rincon de la ciudad.

En el documental de AMLO no sólo habla él y eso hay que agradecerlo




Primero, hablar de Andrés Manuel López Obrador debería ser considerado como una experiencia de otro mundo. A partir de dos bandos. En uno, los que ejercen una furia pocas veces vista hacia una persona, en verdad inquietante de quien la emite. Y en otro, la glorificación de que no se ha visto ningún ser semejante en la tierra, por ello, es la única esperanza para que la vida cambie en México. Los realizadores del filme, entre ellos Verónica Velasco y Epigmenio Ibarra, levitan en este segundo bando.

La Saga de Adela Micha es entretenimiento de calidad para internet




Saga, programa por internet de Adela Micha, hizo algo inaudito en la historia del entretenimiento digital en México. No sólo emitir un maratón en vivo, de 7 de la noche a 7 de la mañana, sino reunir a una serie de personajes públicos, tan distintos entre sí, para hablar en una mesa de cosas irreverentes, actuales y conmovedoras.

Está de más y hasta sería grosero pensar si algo así podría haber sucedido cuando estuvo en la televisión mexicana. El motivo: hoy no existe ni un solo producto que se asemeje al programa de revista-talk show que propone Saga. El punto aquí es analizar este experimento y ver hacia dónde se dirige. 

El maratón contó con segmentos donde se juntó a Gerardo Fernández Noroña, “Margara Francisca” y La reina del albur, donde se evidenció a una Adela Micha y un Noroña poco hábiles para alburear, con las otras dos aprovechándose de la situación. Esto se intercalaba con momentos para hablar de la situación económica que vive el país, a través de los argumentos nada disparatados del político, con los que la mayoría coincidía.



Tampoco despreciable fue el baile cortesía de La Sonora Santanera y comandado por la conductora y Miguel Ángel Mancera (Jefe de Gobierno de la CDMX), junto al de la priísta yucateca Ivonne Ortega y el director técnico del América, Miguel Herrera (¡cómo iba faltar!). Esto se catapultó cuando en una mesa, la grafóloga Maryfer Centeno, dijo que había visto muchas firmas de políticos, pero nunca una que reflejara tanta calentura como la de Mancera. 

De ahí, podríamos pasar sin problema al bloque sobre cómo se hace el porno en México, con la presencia de actores y equipo de producción de dos empresas nacionales. Más allá de que representaran posiciones sexuales (obvio con ropa y de forma un tanto hilarante), hablan sobre lo que significa el porno visto como un trabajo y de la casi inexistente industria en el país, la cual pretenden cambiar.



Otra de las intervenciones fue la de Cómo liderar una mesa hablando de lo que se sabe, con compañeros que no saben nada. A través de un tutorial conducido por el político Fernando Belaunzarán, quien platica sobre la legalización de la marihuana, junto a la libre pero conservadora Xóchitl Gálvez, delegada de Benito Juárez. Ella participaba cuando no la interrumpía el intelectual Germán Arroyo, de La Gusana Ciega. El mejor papel de oyentes (hasta cierto punto, porque luego hablaban) fue el de Rey Grupero y Yolanda Andrade. Por otra parte, muy divertido el segmento de la banda Los Tres Tristes Tigres, quienes juegan en la maquinita de toques, junto a la standupera Manuna.




A quien Adela Micha le caiga mal de toda la vida, es en este momento cuando podría resultarle casi encantadora. Y eso que en “Saga” no es precisamente la mejor entrevistadora ni la conductora más atenta que digamos, al siempre estar en su celular mientras los invitados hablan.

Lo anterior no existe cuando Mauricio Clark conversa, quien igualmente hasta cae bien. Da una lección para cualquiera que aspire a ser reportero, periodista o busque el éxito en cualquier lugar que se proponga. Habla de vicios, de dinero, de lucha por el reconocimiento y de la creación de un personaje en los medios que hacen olvidar que somos personas, sin la necesidad de ser alguien más. Todo con historias personales muy fuertes, las cuales relata con una sinceridad que impacta. 


El Maratón de Saga fue algo así como una fiesta que, con bromas y charlas, se disfrutaba la presencia de las personalidades y los temas tratados, donde se escuchaba y se participaba. Una fiesta privada que se abrió para compartir al público.

Lo hecho por Adela Micha y su equipo de producción demuestra que el internet no está peleado con traer una preparación detrás, que no todo son youtubers en contra de los medios tradicionales (quienes al final terminan repitiéndose entre sí). También se pueden hacer cosas inimaginables, como Saga.

Habrá que ver la capacidad para mejorar, para prever una mejor conexión entre los invitados, junto a una moderación favorable de la conductora, que algo ha demostrado en este maratón. Junto a la consistencia del proyecto. Pero si superan esto, sería cosa de infarto, o tal vez sólo de otro mundo. 



Author ImagePOR MIGUEL JIMÉNEZ ÁLVAREZ
Editor General 

Estudia Periodismo y escribe para recordar que olvida. También hojea revistas.



"Los libros están para recordarnos lo tontos y estúpidos que somos.".


RAY BRADBURY
SOBRE OORALES

Periodismo que apuesta por la cultura pop como un medio para explicar el mundo. Reflexión, humor y provocación.


contacto: revistaoorales@gmail.com
PREMIOS