PUBLICIDAD

LO ÚLTIMO

8 de mayo de 2017

Voraz: Los secretos que comen las familias




Image HTML map generator

Por Miguel Jiménez Álvarez / @MiguelJimenez14


Voraz es una película franco-belga con una locura reflejada en no distraer al espectador ni un sólo segundo. Y es que la distracción que podría existir por saber cuál es el tema de la película, no existe ni importa, ya que cada escena hipnotiza por su originalidad y crudeza.

En una primera instancia, lo que vemos es una crítica a la alimentación carnívora y una defensa al vegetarianismo en voz de Justine (Garance Marillier), una chica introvertida que pasa por desgarradoras consecuencias al probar carne por primera vez en la vida.



Pero la historia también insinua un brutal acoso escolar de los alumnos de último grado de la escuela de veterinaria hacia los de nuevo ingreso, como es el caso de Justine. De esta manera, se hace escala en el supuesto apoyo que existiría de su hermana Alex (Ella Rumpf), extrovertida alumna de último grado, con el aparente fin en el que se inserta un triángulo amoroso entre las hermanas y el estudiante gay (Rabah Nait Oufella) que comparte cuarto con Justine.

Todo esto daría la sensación de que la película presenta una historia sin dirección. Y al contrario, la guionista y directora Julia Ducournau es tan astuta, que además de lo anterior, muestra un canibalismo inquietante y escenas que no están hechas para estómagos ligeros, transmitiendo a la perfección lo despiadada que es la historia. Esto sucede a partir de situaciones que ocurren en el cuerpo de la protagonista Justine y que uno como espectador siente y quisiera evitar, cuando ni siquiera le están pasando. De ese grado de sensaciones está hecha Voraz.



Cuando la película ya ha regalado varias emociones que van del asombro, al miedo y el asco, llega la maestría de la debutante Julia Ducournau para sugerir en su primera película que las hermanas Justine y Alex, comparten muchas más semejanzas de lo que podría parecer a primera vista. Similitudes que Justine desconoce y que en realidad son secretos que no sólo se limitan a su hermana, sino a su familia, con papá y mamá.

Esa es una de las grandes joyas ocultas que tiene Voraz. Detrás de todo lo monstruoso y cautivante que puedan ser las imágenes descritas, viene a decir que las familias están hechas de secretos. Y es que la interacción e incluso convención, suelen ser otras que con amigos y otros familiares. Eso es obvio. Pero que éstos salgan como un misterio para eso que tanto ha inquietado y que en realidad es algo propio de la familia, que los hace ser iguales y con lazos mucho más fuertes, da para que la situación estalle. Y ocurre, el tema explota, igual de fascinante que como comienza.



Libros, cultura pop y más, cada semana en tu correo





No hay comentarios:

Publicar un comentario

DANIEL CLOWES

El dibujante de la soledad

NO FICCIÓN

Eduardo Galeano, E.M.Cioran y Gabriel Zaid

WOODY ALLEN

El comediante que no es

REVIVIR A JOHAN CRUYFF

Así pensaba el futbol

LARRY DAVID

Un humorista contra la masa

Oorales es el blog que piensa y critica el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

MAGAZINE

¡SUSCRÍBETE!


© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez