14 diciembre, 2016

Black Mirror y sus seis nuevos capítulos en Netflix






La nueva temporada de Black Mirror presenta seis historias mucho más variadas y revolucionadas de lo que podríamos haber visto en sus dos temporadas anteriores

Si las temporadas hechas para Channel 4 ya eran un cañonazo para cualquier cosa vista antes en televisión, los creadores de Black Mirror vuelven a mover la cabeza una y otra vez, con situaciones que sacuden al espectador y permanecen en nuestra mente, ya sea admirándolas o estremeciéndonos. 

En esta tercera temporada producida para Netflix, la tecnología vuelve a ser clave y es llevada al extremo, pero ahora aparece un juego constante con las emociones, el terror, la realidad y la ficción, la estructura de las historias e incluso una nueva forma de abordar el género policíaco. Aquí las impresiones -sin spoilers- de los seis capítulos.





1. Nosedive



Hoy por hoy, las redes sociales ocupan -en la vida de muchos de nosotros- un porcentaje importante. No hay duda que para algunos su existencia se basa en éstas. ¿Qué propone Nosedive? Que las redes sociales son una fuente terrible de competencia para proyectar la imagen superficial que deseemos, distinguiendo la personalidad de los individuos en números de popularidad. Lo cual es absurdo pero ¡cómo le ponemos atención! 

La fama que tanto se habría deseado en la época de esplendor de la televisión -por querer salir en ella-, ya la tenemos en las redes sociales. Con todo lo que implica. 


2. Playtest




En este episodio, hay un juego y disfrute entre realidad y ficción que aterra por el hecho de ocupar a personas como prueba para la tecnología de los videojuegos. Porque eso de que la tecnología ha venido a facilitarnos la vida es parte de un chiste, ¿no? La otra parte del chiste es que mientras lo hace, pasa sobre nosotros. 


3. Shut up and Dance




El chantaje virtual como herramienta a favor de causas sociales. Sería genial. Ver cómo los hackers y sabios de la informática ocupan lo que saben para conseguir cambios. Pero no todos son Assange y Snowden. Hay una crueldad detrás de los hackers de este capítulo que hacen preguntarse si en verdad era para tanto lo que provocan en uno de los usuarios de internet. Aquí se plantea la pregunta: ¿quién debe sufrir más: el pedófilo o el infiel? Y obviamente, ¿se les tiene que hacer sufrir?

4. San Junipero




Una historia que parece no tener rumbo pero juega con la estructura narrativa de un modo que deslumbra, ¡para hablar de la sexualidad, la muerte y los mundos después de ella! Además de estar ambientada en los 80's, 90's y 2000 y con ello de un soundtrack nostálgico. Una historia conmovedora sobre la identidad.

5. Men against Fire




Ver el episodio y creer que lo que plantea no es la forma como han sido instruidos los ejércitos en las guerras, es quitarle el beneficio de la duda a Black Mirror. Sería brutal saber que, en efecto, los soldados pasan por una manipulación más allá de la educación, sino que es en los rincones de la mente. Una emotiva manera de describir el sin sentido de la guerra.

6. Hated in the Nation 



La crueldad y el acoso virtual serían dos cosas que definirían bien el internet, contrario a la libertad e inteligencia con el que se llega a presumir. Este último capítulo de 90 minutos de duración extiende un hecho tan sencillo como los asesinatos, ¡en un plan colectivo por internet para matar a través de abejas! Imaginación pura que sugiere, de nuevo, cómo las redes sociales se usan para unirse y acabar con la vida de las personas.


Si algo es un hecho después de ver esta tercera temporada, es que Black Mirror juega y compite contra sí misma. No hay otra producto audiovisual como él y eso, en parte, es para agradecer. Aunque debería ser una inspiración para los guionistas y productores para hacer series con menor cantidad de episodios y traducida en historias cuidadas de mayor calidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario


“A veces, Dios permite las tragedias. Él permite que la tierra se seque y que

los tallos crezcan desnudos. Le permite a Satanás que desate el caos.

Pero no permite que triunfe.”


MAX LUCADO


Suscríbete y recibe gratis EL CULTO MARGINAL en tu correo

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez