28 mayo, 2016

La isla de los cien mil muertos, Jason - Vehlmann


Argumento:

Hace cinco años el padre de Gwenny encontró, dentro de una botella, un mapa con la situación de la misteriosa Isla de los cien mil muertos y sus legendarios tesoros, y desapareció. La joven, al encontrar otro mensaje, se embarca en un navío pirata y se dispone a buscar la isla y a su perdido progenitor. Lo que ignora es que la isla hace honor a su nombre y esconde una escuela de verdugos y torturadores donde los jóvenes estudiantes aprenden las más sofisticadas y crueles tácticas para extraer información de los prisioneros…

 Jason, en su primera colaboración con un guionista, encuentra a alguien que consigue interiorizar a la perfección su personal estilo e ingenio.

Opinión:

Si se creía que no había alguien con un estilo similar a Jason, se estaba en un error. Jason es único, no hay duda, pero Vellman complementa y queda muy bien en la —ya de por sí— especial narrativa gráfica de Jason. El guionista mantiene esa ternura hacia los personajes, así como el humor absurdo e irreverente. Aunque Vellman lo hace con más desenfado(el humor es mucho más marcado). 



Creo que por eso hay un "exceso" en los chistes, en repetir la fórmula de lo gracioso o incluso el chiste mismo. Algo en lo que creo, Jason es más sensato. 


Fuera del detalle mencionado, la obra es muy disfrutable, en la que hay humor del bueno(absurdo-tonto -paródico), con constante alegría y singularidad, como historia, como obra, como objeto artístico que es.



Image HTML map generator


No hay comentarios:

Publicar un comentario


“A veces, Dios permite las tragedias. Él permite que la tierra se seque y que

los tallos crezcan desnudos. Le permite a Satanás que desate el caos.

Pero no permite que triunfe.”


MAX LUCADO


Suscríbete y recibe gratis EL CULTO MARGINAL en tu correo

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez