EL CULTO MARGINAL: Reseñas Humor


CÓMICS

La influencia de las sitcoms norteamericanas ha sido tal, que el cómic la adaptó a las viñetas






4 segundos
Alejo García Valdearena
Feliciano García Zecchin
Ivrea
7 números


Un cómic agradable hecho por dos amantes de las sitcoms de los años 90’s -el guionista Alejo García Valdearena y el dibujante Feliciano García Zecchin-. La comedia se basa en humor de situaciones (a este tipo de historieta ya se le llega a nombrar como “sitcomic”.) Por esto, 4 segundos, cuenta con el humor y la estructura de los capítulos que se asemejan mucho a dichas series legendarias de los 90’s (Seinfeld, Friends, Everybody Loves Raymond).

Tenemos a los protagonistas Aníbal, Marcos, Terli y El Zurdo. Si bien el guionista Alejo García Valdearena se vale de los personajes estereotipados de sitcom: “eltonto, “el normal”, “el obsesionado con el sexo”, “el excéntrico”, eso no le quita mérito: ya que sabe jugar con éstos y los pone a actuar en situaciones en las que están envueltos y, claro, graciosas. Nada sencillo. Además, después de algunos momentos se les termina por tomar afecto.

Las historias de los 7 números son absurdas pero muy bien relacionadas que permiten sean divertidas. Las cosas que les suceden a los protagonistas suelen ser crueles pero al final incluyen mucho humor. Algo parecido a Seinfeld –la principal influencia que Alejo García Valdearena declaró se basó para crear los guiones.

El humor manejado es algo norteamericano, pero gracioso e inteligente. 4 segundos es un cómic que recuerda al ambiente de las sitcoms de los 90´s: con los personajes sentados platicando en un restaurante:. Una historieta que divierte y sorprende por trasladar el género televisivo de humor más famoso al cómic.

Tú me has matado  
David Sánchez 
Astiberri 
80 páginas

Un cómic corto que se disfruta por las dosis de humor negro que posee (muerte, religión y sexo en una historia que se presenta como: “Asesinatos misteriosos, sheriffs corruptos, misioneros evangélicos, alucinaciones persecutorias”). Pero a la vez es un humor tonto que da risa, que no se ve muy elaborado pero sin embargo es chistoso porque es estúpido y absurdo.

Los gags se basan en lo que produce la interacción de estereotipos (“el policía loco” y “el oficial reservado”, “el testigo de Jehova muy fiel a su religión”). El humor también es paródico. Recuerda a ciertas sitcoms animadas para adultos: The Cleveland Show, American Dad, Futurama, Bob’s Burguers.

A pesar de ser breve, tiene varias tramas independientes, todas ellas con una conexión y muy entretenidas. Destacar que la historia tiene toques surrealistas y disparatados. A lo largo de ésta se desarrolla en un ambiente desértico inquietante.

En cuanto al dibujo, se asemeja al cómic norteamericano contemporáneo -Paul Horschmeir y Adrian Tomine, algunos de las semejanzas. Buen cómic lleno de situaciones con humor y personajes peculiares. Entretenido y para soltar una qué otra risa.
El caso Madame Paul 
Julie Doucet
Inreves
48 páginas



Una comedia de situación con todos los elementos del género: ambientes “base”, personajes fijos, muy bien definidos, gags-chistes recurrentes y situaciones graciosas. Además, El caso de Madame Paul se publicó por entregas en un periódico de Montreal, en 40 capítulos. Como si fuera un episodio semanal de cualquier serie de comedia.

Si bien se acerca más a las comedias animadas paraadultos como Futurama, Archer, El show de Cleveland, que a las comedias con personas —compartiría el hecho de “los personajes platicando en casa o en una cafetería”-, no deja de ser una sitcomic.

El caso de Madame Paul es una comedia muy completa. No sólo por la irreverencia del planteamiento (La misteriosa desaparición de la psicodélica casera -Madame Pauldel apartamento que Julie acaba de alquilar en la ciudad, da pie a una rocambolesca peripecia), sino por la combinación de géneros y ambientes que reúne Julie Doucet. Aquí hay misterio, suspenso, personajes extraños y escenarios perturbadores. Todo ello con el humor como telón de fondo.

Madame Paul es todo un personaje: inquietante y chistosa. Incluso se podría identificar con algunas mujeres-señoras que conozcamos. Aparte, Julie Doucet traza un dibujo bastante underground, en blanco y negro y con cierto surrealismo.




No cambies nunca 
David Sánchez 
Astiberri 
96 páginas 

Una historia que, a simple vista, tiene personajes y situaciones extrañas (Tres tramas paralelas que acabarán entrelazándose: una científica lleva a cabo un experimento de alto riesgo y de consecuencias funestas; un médico se hace cargo de un bebé monstruo y necesitará droga dura para sobrellevarlo; una pareja se encuentra en la carretera con una mujer de piel verde).

Son precisamente los personajes quienes hacen de esta novela gráficas algo distinto, algo grotesco, algo humorístico. Intentar digerir lo leído-visto -incluso cuestionarse si en verdad están hechos esos seres curiosamente horribles, siquiera en dibujo-, es hacer un esfuerzo en vano. Se debe disfrutar lo que se ve: la combinación de la realidad cotidiana con la imaginación más loca y vibrante. De ahí mismo sale el humor: situaciones comunes que expuestas en otro entorno pueden partir de risa a quien lo lee. 

El tema central es el amor, dividido en tres formas: la ilusión del amor, la relación padre-hijo y la relación en un matrimonio. Cada momento propio de dichas relaciones se disfruta leyendo. David Sánchez, al igual que con Tú me has matado, vuelve a conquistar con su humor negro-absurdo, personajes pintorescos y estilo de dibujo norteamericano. Un dibujante español digno a considerar.
Compartir por:
Le sigue
Entrada más reciente
Le precede
This is the last post.

¡Comenta, te leeremos!

0 comments: