08 agosto, 2017

Lo que el fichaje de Neymar le depara al negocio del futbol




Por Lee Mejía / @LeeMejia47


El dorsal “10” del Santos de Brasil es uno de los números más pesados de llevar en el fútbol internacional, simplemente tener encima la leyenda de Pelé no debe ser fácil para nadie. Además, llevar la “10” de la verde amarelha es el número más difícil por todos los grandes que la han portado (Zico, Rivaldo, Ronaldinho, entre otros). Eso es Neymar Jr., el chico que le devolvió el mote de "Jogo Bonito" al fútbol brasileño, con sus regates y su irreverencia dentro del campo es, sin duda, llamado a escribir historia con el conjunto carioca.

Puedo o no gustarte el fútbol, pero si tienes alguna cuenta en una red social quizá hayas visto una foto, una jugada o una nota referente a él. Más allá de ser un gran jugador, es un personaje mediático y siempre está en el ojo del huracán. Esta vez ha acaparado la atención por su traspaso del Barcelona al Paris Saint-Germain por la histórica suma de 222 millones de euros y 30 millones de salario para el brasileño. 

Se preguntarán: ¿por qué salió tan caro un jugador de fútbol? La realidad es que ese no es su precio, sino el que el Barcelona puso en su cláusula de recesión de contrato. ¿Qué es una cláusula de recesión?  Una herramienta para adelantar el final de un contrato. Los equipos europeos la utilizan de manera habitual para proteger a sus jugadores de los planes de otros clubes.

Por muchos años esta fue una medida exitosa para que otro club no comprara al jugador. Esta semana se ha terminado esa época, el club parisino ha demostrado que con dinero todo se puede, que sentarse a negociar no siempre será la mejor forma de conseguir jugadores. 

Por otro lado, esto puede abrir una época de inflación en el deporte, en específico de los jugadores y el costo de sus servicios. “El problema no es Neymar, sino sus consecuencias”, comentó el director técnico José Mourinho en conferencia de prensa, ya que ahora los clubes podrían poner claúsulas estratosféricas por cualquier jugador para obligar a los interesados en ellos a negociar y así venderlos al precio que quieran.

Sería ingenuo pensar que el futbol sólo es futbol, que no hay otras intencionalidades o intereses alrededor del balón. Sin embargo, esta transacción ha generado mucho qué pensar en el negocio del entretenimiento deportivo. ¿Hasta qué punto es sano gastar esas cantidades en un solo jugador? ¿Hasta dónde llegará el negocio del deporte internacional? Sin duda esto da mucho para reflexionar sobre el asunto monetario y  ético que regirá al fútbol de ahora en adelante.

Seguramente los detractores (analistas deportivos, villamelones, los que no les gusta este deporte o los que creen que es una herramienta de control social) no abordarán esto con importancia, dirán que es una cortina de humo o cualquier otra teoría conspirativa. Los apasionados recalcitrantes juzgarán a Neymar de vendido, de interesado y es comprensible, el aficionado sólo tiene el equipo de sus amores. Pero como profesional es otro asunto, el trabajo es defender la camiseta que se lleva puesta y darle alegría a los aficionados.

Para concluir, es verdad que el fútbol es un tema menor dentro de la agenda de noticias sociales, pero sigue siendo un reflejo de la sociedad y la cultura actual, se manejan cantidades de dinero impensables en cosas triviales, donde el triunfo no sólo se basa en talento y/o dinero, también se puede trascender a través de lo que es tendencia, y creo es algo que no necesita Neymar para brillar, pero algo es seguro: todos quisiéramos un contrato así por hacer lo que nos gusta.


Image HTML map generator


Author ImageSOBRE EL AUTOR
Colaborador 

Nezeño recalcitrante, historiador por el Instituto Mora. Fan a ultranza de Spider-Many Marvel. En un tórrido romance con la CDMX. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario


"A veces, Dios permite las tragedias. Él permite que la tierra se seque y que los tallos crezcan desnudos. Le permite a Satanás que desate el caos.
Pero no permite que triunfe".


MAX LUCADO


PARA DESCUBRIR

Oorales

Oorales es el blog que piensa el mundo a través de la cultura pop alternativa, arriesgada y con algo qué decir. Artículos, reseñas y columnas.

SIGUE A OORALES EN





© 2017 Oorales. Por
Miguel Jiménez Álvarez