Impresiones de la Copa Confederaciones hasta el momento


Diré mi opinión sobre lo poco que he visto de la Copa Confederaciones Brasil 2013. Y digo poco porque realmente no he visto muchos partidos, en parte porque la mayoría van por SKY, y también porque no tengo todo el tiempo libre del mundo que digamos para ver todos los partidos o al menos los “importantes”. Solo he visto los de México y lapsos de otros juegos.
  
Empiezo con la Selección Mexicana. El juego contra Italia fue una digna exhibición —por parte de México— de lo que es Ser Defensivo en el Fútbol. Mostró una pésima actitud en el campo que la verdad me daba vergüenza creer que la selección de mi país estaba jugando así. Porque el fútbol en México no es eso que se demostró contra Italia, en el fútbol mexicano hay calidad, si bien no la excesiva con la que lo venden pero sí es mucho mejor que lo que se vio. Tanto los jugadores como el técnico debieron plantarse de forma diferente.

A veces las cosas en un partido no te pueden salir, y eso es comprensible, pero ya que ni siquiera lo intentes, que te auto-confirmes que eres menor que el rival y te eches para atrás de la forma más descarada con casi todos tus jugadores y nunca mandar siquiera un indicio de querer ofender al contrario es lamentable. México no mostró idea, ni ganas, ni trabajo y ni siquiera orden defensivo, porque digo, ya si no tienes deseos de ir por el partido y te quedas atrás aguantando pues por lo menos defiende bien, ¿no? México jugó como si sus jugadores apenas se estuvieran conociéndose, adaptándose a una forma(cuando en sí no había ninguna forma) y con un temor a intentar hacer algo —siquiera intentar— increíble. Hay que recordar que este es un proyecto que lleva más de dos años. Y en ese partido no lo pareció. Italia ahí sí mis respetos, un equipo completamente diferente de lo que se puede encontrar en su liga. Me sorprendió mucho y me gustó bastante. Siempre intentado ir al frente para anotarle a México y proponiendo un fútbol vistoso, agradable. Y con variantes. “El Chepo” de la Torre debió haber aprovechado eso: la educación que estaba recibiendo. Pero no, estaba más preocupado por que no le metieran un segundo gol. (Y al final se lo metieron).


El juego contra Brasil

Fue otra cosa. Ahí se vieron ganas y por lo menos algo de idea. Para mi se mejoró un buen porcentaje, sobretodo en la actitud. El decir “No me importa cómo se vaya desarrollando el juego, YO voy a hacer mi partido”. Si bien Brasil comenzó el encuentro de manera endemoniada y con mucho fútbol no se vio que México mostrara intentos por quedarse a esperar, le planteó el partido y fue a buscarlo. Ahora, que lo haya ido a buscar no quiere decir que lo haya hecho bien, que haya intentado hasta el cansancio anotar y ofender a Brasil. Porque, de nuevo, México no sabe generar jugadas, no sabe cómo atacar de manera equilibrada: corren y pasan el balón como locos y ya quieren anotar gol. Y las cosas no son así, se debe tomar un tiempo y saber qué hacer(esto es un decir porque ya se debería saber qué es lo que se tiene que hacer a la hora de atacar). No le quito mérito a lo que hizo México en este partido, pero decir que fue una gran exhibición y que estábamos para calificar es absurdo. Ahora, Brasil muy inconsistente, al principio te da un baile del buen fútbol pero después se repliega y te cede la iniciativa, a la espera de lo que haga Neymar, un jugador también inconsistente, que te hace jugadas increíbles pero después desaparece como si nada. Aunque en este dio un buen partido, considerando que anotó un buen gol e hizo un regate que Me Pongo de Pie para la asistencia del segundo gol.

Las otras selecciones

Vi algo del España vs Uruguay de la primera ronda. España entretuvo todo el segundo tiempo enseñándonos cómo se debe tocar el balón en conjunto(por si no sabíamos). De nuevo, México debió haber visto esto. Hay quien dice que Uruguay fue a España lo que México a Italia. Y la verdad es que no estoy de acuerdo. Ellos no tiraron a todos sus jugadores a su propia área, ellos no jugaron con línea de 8 atrás. Yo vi a un Uruguay aguerrido, como lo es siempre, lanzando presión de dos a tres jugadores por uno de España, pero bueno, ¡vamos!, es España. Saben jugar en espacio reducido y con presión como ningún otro equipo.

Lo de Tahití es, no sé cómo decirlo, ¿triste?, ¿conmovedor? ¿vergonzoso por lo que le han hecho sus otros rivales? No sé, la verdad, tampoco se puede pedir que sus rivales se compadezcan y salgan a tratarles de no meter gol porque los estarían engañando. Y siempre es mejor la verdad (aunque duela), sabes cómo es tu realidad. Yo me quedo con las imágenes y reacciones de esta selección cuando meten un gol como si estuvieran en la Copa del Mundo, o cuando agradecen porque no les hayan anotado uno como si en esos momentos el partido todavía tuviera mucho en juego. Es algo que te llega como aficionado y que te hace valorar más cada acción que ocurre en este deporte. Imperdible.


En general, por lo que he visto y escuchado no ha habido grandes partidos en lo que va de la Copa, más que el 4-3 de Italia-Japón. Y esto me decepciona, porque ¿que no se supone que están las mejores selecciones de fútbol del mundo? Deberíamos tener grandes juegos, que un equipo le demostrara a otro lo que se está haciendo en su continente, lo que ha avanzado, y que el mundo voltee a verlos. Pero claro, esto nunca pasará porque, primero, no es un Mundial(Ahí si le echamos ganas. Y hasta lloramos) y segundo, es la peor temporada del fútbol. No hay ligas y no se quiere arriesgar al jugador, bueno, también el técnico.(No vaya a ser que me arriesgo mucho para ganar los partidos y terminan quitándome la chamba).

Protestas de la sociedad brasileña

Bien. Estoy de acuerdo con lo que están haciendo. No sé muy bien del tema, pero según tengo entendido protestan porque los servicios básicos(como el transporte) han subido bastante de precio en esta temporada y también del ¿qué se ha hecho con todo el dinero destinado para la realización del Mundial?, y que —creo— una parte ha sido obtenida de los recursos del pueblo. Hay cosas mucho más importantes que el fútbol, como lo es la educación o la alimentación, y que a estas personas les importe poco que haya un evento de tal magnitud sin temor a lo que les pueda pasar me parece admirable. Aunque hay una cosa que no entiendo, una buena parte de la sociedad apoya este movimiento, algunos periodistas y futbolistas, e incluso hasta los gobernadores también, o sea ¿qué no les están protestando a ellos? Y dicen que los apoyan. Yo ya no entiendo nada.
Compartir por:

¡Comenta, te leeremos!

0 comments: